Hipatia

Está considerada como la primera mujer matemática de la historia. Escribió sobre geometría, álgebra y astronomía, mejoró el diseño de los primitivos astrolabios (instrumentos para determinar las posiciones de las estrellas sobre la bóveda celeste) e inventó un densímetro.

Hipatia nació en Alejandría, capital de la diócesis romana de Egipto, a mediados del siglo IV (370 ó 355). Su padre fue Teón de Alejandría, un célebre matemático y astrónomo, muy apreciado por sus contemporáneos, que probablemente debió trabajar y dar clases en la Biblioteca del Serapeo, sucesora de la legendaria Gran Biblioteca ptolemaica. Hipatia se educó en un ambiente académico y culto y aprendió matemáticas y astronomía de su padre, quien además le transmitió su pasión por la búsqueda de lo desconocido.

En torno al año 400 la filósofa se había convertido en líder de los neoplatónicos alejandrinos y se dedicó a la enseñanza, centrándose en las obras de Platón y Aristóteles. La casa de Hipatia se convirtió en un centro de instrucción donde acudían estudiantes de todas partes del mundo romano, atraídos por su fama. Entre sus alumnos había cristianos, como por ejemplo su alumno predilecto, Sinesio de Cirene (con posterioridad obispo de Ptolemaida).

Egipto era sede de una de las comunidades cristianas más importantes del Imperio. A lo largo de décadas tuvieron lugar grandes controversias y disputas entre las distintas facciones de cristianos, que llegaron en ocasiones a la violencia. Los filósofos neoplatónicos como Hipatia pronto fueron objeto de fuertes presiones. Algunos se convirtieron al cristianismo, pero Hipatia no consintió en ello, a pesar de los consejos de sus amigos, como Orestes, prefecto augustal y alumno suyo, que se había bautizado en Constantinopla antes de ir a desempeñar su cargo en Egipto. A pesar de su paganismo, Hipatia contó con la estima y protección de las élites intelectuales cristianas.

La muerte de Hipatia tuvo lugar en marzo de 415 ó 416, en plena Cuaresma, un grupo de fanáticos se abalanzó sobre la filósofa mientras regresaba en carruaje a su casa, la golpearon y la arrastraron por toda la ciudad hasta llegar al Cesáreo, magno templo edificado por Augusto, convertido en catedral de Alejandría. Allí, tras desnudarla, la golpearon hasta descuartizarla y sus restos fueron paseados en triunfo por la ciudad.

Ninguna de sus obras se ha conservado, pero se conocen gracias a sus discípulos:

  •     Comentario a la Aritmética en 14 libros de Diofanto de Alejandría.
  •     Canon astronómico.
  •     Comentario a las Secciones cónicas de Apolonio de Perga  (su obra más importante).
  •     Tablas astronómicas: revisión de las del astrónomo Claudio Tolomeo.
  •      Edición del comentario de su padre a Los Elementos de Euclides.

Además de cartografiar cuerpos celestes, confeccionando un planisferio, también se interesó por la mecánica.

Para saber más.

Acerca de matematicasvalledeljerte

Mª Isabel Miranda Rodríguez. Departamento de Matemáticas, IES "Valle del Jerte".
Esta entrada fue publicada en 1º E:S.O., 2º E.S.O., 3º E.S.O., 4º E.S.O., 4º E.S.O. (opc A), 4º E.S.O. (opc B), Historia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s