Gauss

Johann Carl Friedrich Gauss (30 de abril de 1777, Brunswick – 23 de febrero de 1855, Göttingen), fue un matemático, astrónomo y físico alemán que contribuyó significativamente en numerosos campos: Teoría de Números, Astronomía, Análisis, Geometría Diferencial, Álgebra, Geodesia, Estadística, Magnetismo, Óptica…. Sus aportaciones  fueron increíbles, aunque algunos de sus descubrimientos tuvieran que esperar más de un siglo para ser valorados debidamente. Llamado «el príncipe de las matemáticas», es considerado uno de los mejores  matemáticos  de la Historia.

Gauss fue un niño prodigio, de quien existen muchas anécdotas acerca de su asombrosa precocidad. Hizo sus primeros grandes descubrimientos mientras era apenas un adolescente, anotando éstos en su diario de notas, un pequeño cuaderno de 19 páginas, que le acompañará hasta 1814. Es el diario científico más importante de la historia de las matemáticas y en él aparecen, a veces de forma críptica, un alto porcentaje de los descubrimientos matemáticos del siglo XIX,  los cuales habrían bastado para encumbrar a media docena de grandes matemáticos. Un documento que por desgracia para la ciencia no vería la luz hasta casi 50 años después de la muerte de Gauss.

En 1801 publicó su obra Disquisitiones Arithmeticae. Fue un trabajo fundamental para que se consolidara la teoría de los números y ha moldeado esta área hasta los días presentes, entre sus  numerosos hallazgos cabe destacar: la primera prueba de la ley de la reciprocidad cuadrática; una solución algebraica al problema de cómo determinar si un polígono regular de n lados puede ser construido de manera geométrica (sin resolver desde los tiempos de Euclides); un tratamiento exhaustivo de la teoría de los números congruentes; y numerosos resultados con números y funciones de variable compleja que marcaron el punto de partida de la moderna teoría de los números algebraicos.

Su fama como matemático creció considerablemente cuando fue capaz de predecir con exactitud el comportamiento orbital del asteroide Ceres, avistado por primera vez pocos meses antes, para lo cual empleó el método de los mínimos cuadrados, desarrollado por él mismo en 1794 y  hoy día  base de modernas herramientas de estimación astronómica.

En 1807 aceptó el puesto de profesor de astronomía en el Observatorio de Gotinga, cargo en el que permaneció toda su vida.  En esos años Gauss maduró sus ideas sobre geometría no euclidiana prescindiendo del postulado de Euclides de las paralelas.

Alrededor de 1820, ocupado en la correcta determinación matemática de la forma y el tamaño del globo terráqueo, Gauss desarrolló numerosas herramientas para el tratamiento de los datos observacionales, entre las cuales destaca la curva de distribución de errores que lleva su nombre, conocida también con el apelativo de distribución normal y que constituye uno de los pilares de la estadística.

Este gran matemático alemán llevó las Matemáticas del siglo XIX a cumbres insospechadas  y elevó la Aritmética Superior a la cima de las Matemáticas, citando sus propias palabras, “las matemáticas son la reina de las ciencias y la aritmética la reina de las matemáticas”

Acerca de matematicasvalledeljerte

Mª Isabel Miranda Rodríguez. Departamento de Matemáticas, IES "Valle del Jerte".
Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s